Está navegando en la edición del Domingo 24 de Marzo del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

ARREBATO BOLIVARIANO

Esclavos de la ´necrocracia´: Daniel R. Pichel

Daniel R. Pichel
d.r.pichel@mac.com

24/03/2013 - Latinoamérica parece tener una obsesión con los caudillos. Especialmente cuando se mueren. A lo largo de nuestra historia nos cuesta sacudirnos el “culto a los líderes”. Por supuesto, como el mundo sigue hacia adelante, estos “guías” terminan siendo vagos recuerdos que se sacan a pasear muy convenientemente cada vez que hay elecciones.

Así, un montón de años después de sus muertes, los argentinos siguen tratando de ganar elecciones blandiendo el peronismo y recordando a su más conspicua representante, la finada Evita. Como los actuales representantes de “la doctrina peronista” no tienen ni la más remota posibilidad de parecerse a John Sunday o a Avoid (como les llama el traductor de Google cuando se somete a él la historia de Argentina), solamente les queda rememorar pedazos de sus arengas, a ver si la gente sigue valorándolos. Por supuesto, las realidades cambian con el tiempo y lo que se decía hace 50 años, no tiene cabida en el siglo XXI, cuando todos podemos acceder a información sobre las ejecutorias, actos y pecadillos de estos cuasi santos que los políticos insisten en recordarnos.

Pero, como los panameños no podemos quedarnos atrás, nosotros nos damos el lujo no de tener un muerto, sino dos. Así, más de un cuarto de siglo después de que desaparecieran del horizonte, nuestros dos partidos con más tradición (los liberales y conservadores desaparecieron para dar paso a estos), siguen sacando a pasear a Arnulfo y a Omar cuando hay elecciones. Que yo sepa, ninguno de los dos dejó debidamente descrito ese supuesto “pensamiento doctrinario”, por lo cual terminan siendo una amalgama de recuerdos que cada quien acomoda según su voluntad y conveniencia.

Arnulfo tenía por costumbre ganar elecciones y no terminar sus períodos presidenciales, lo que alimentaba el mito. En una ocasión, escuché a alguien que vivió aquellos tiempos decir: “el problema con Arnulfo es que no lo dejaban terminar sus gobiernos. Si lo dejaran, no volvían a elegirlo”. Lo que es un hecho, es que los seguidores de la “doctrina arnulfista” hablan del voto a la mujer y la creación de la CSS, pero no mencionan elementos bastante sensitivos de su pensamiento, como la necesidad de depurar la raza panameña indo-española, deshaciéndose de “razas indeseables” como afroantillanos y orientales, proponiendo inclusive la esterilización sistemática como alternativa (Boletín sanitario de 1934).

Torrijos fue más práctico y eliminó toda aquella incomodidad electoral para gobernar a sus anchas, al punto de tener un artículo constitucional que lo nombraba casi dueño y capataz de Panamá (Art. 277, Constitución de 1972). Hoy, los manzanillos que en aquel entonces rodeaban al “general” a ver qué migajas quedaban, patalean exigiendo (sí, exigiendo) independencia de poderes, contralores y procuradores independientes y respeto a la voluntad popular. El caso es que al hablar de “torrijismo” mencionan el acceso a la educación para la población marginada y la “recuperación del Canal”. Por supuesto, ignoran las desapariciones forzadas, la censura a los medios, la prohibición de agrupaciones políticas y aquel invento llamado Cutsa que trajo a Panamá unos buses españoles (inadecuados para nuestro país), que harían ver como menores los problemas que hoy achacamos al Metro Bus. Esa “corporación” es de donde se originó la mafia que ha controlado el transporte público por casi 40 años.

Pero la madre de todas las obsesiones ´necrocráticas´ la estamos viendo en la pobre Venezuela. Al morir Chávez (sí, no era inmortal), el orate que nombró como sucesor se ha dedicado a decir todo tipo de barbaridades sin ningún tipo de control. Este señor Maduro, parece estar convencido de que podrá gobernar con una estampita de “san Hugo” durante seis años. Lo que, aparentemente, no tiene claro es que en unos cuantos meses, cuando el efecto inmediato del duelo que seguramente lo llevará a la presidencia haya pasado, comenzará a ser visto como el responsable de todos los males que vive Venezuela y que son, casi exclusivamente, una herencia de la irresponsabilidad administrativa del chavismo y de ese engendro llamado “socialismo del siglo XXI”. Como ni Maduro ni Diosdado tienen la personalidad ni el arraigo popular de Chávez, les costará mucho justificar por qué es necesario mantener con los recursos venezolanos un montón de Estados parásitos, cuyos mandatarios aplaudían locuras a cambio de petróleo barato.

Pero el culto al fiambre que se han inventado los venezolanos, llega mucho más allá de lo que estamos acostumbrados los demás. Lo del embalsamamiento (o momificación como le llamó el maestro Sánchez Borbón) no sabemos si se le hubiera ocurrido a algún seguidor de nuestros caudillos, si hubiera habido algo que embalsamar. Lo que sí es un hecho es que los chavistas se han inventado un par de cosas que no se le hubieran ocurrido ni a Mel Brooks. Lo de que el Papa argentino fue producto de un consejo (o quien sabe si una orden) que Chávez le dio a diosito parecía ser lo máximo, hasta que Maduro nombró al comandante “el Cristo Redentor de los pobres”.

Quién sabe qué otra locura se les ocurra a estos desquiciados que han quedado gobernando Venezuela, pero lo que sí parece ser cierto es que los pobres venezolanos están viviendo su vía crucis producto de este arrebato bolivariano. ¿Tendrá que ver con la Semana Santa?


camilos
Hace 1 ao

Lo peor es que el partido brazo político de la dictadura ha llegado a la presidencia por obra y gracia de gente desmemoriada. si no nos avispamos, gana de nuevo las elecciones en 2014. ¡Pobre Panamá! En cuanto a Arnulfo Arias, Guillermo Sánchez escribió hace años que Arias no sabía ganar y por ello nunca pudo gobernar a pesar de ganar elecciones. Muchos no saben perder. Mas también hay los que no saben ganar... Arnulfo era uno de esos. Lo dejo de ese tamaño. (2)

camilos
Hace 1 ao

Desde que empecé a participara en estos foros hace más de un año, he estado escribiendo que debemos quitar el apellido "Torrijos" a calles, estadios, avenidas, parques, clínicas... Los gobiernos en democracia han mantenido el apellido. Se les ha olvidado que Ómar Torrijos es responsable de secuestros, desapariciones y muerte de sus adversarios. Era un dictador, a pesar de lo poco que tenga en su haber. No debe haber memoria para dictadores. Eso también es culto a la personalidad.

Luis Tapia Egoávil
Hace 1 ao

respetar el legado de los que nos precedieron y aplicar al presente para enriquecerlo, no tendría nada de malo, todas las culturas lo hacen, el problema está cuando se explota y manipulan personalidades ya desaparecidas físicamente haciéndolos el centro de su prédica y presentándolos como infalibles para acallar cualquier voz de orden, ejemplos sobran como lo hace el dr. pichel, buen artículo y les llega la piedra a estos herederos de caudillos de barro.

Poncios
Hace 1 ao

Es lo mismo que sucede en el partido rumbo al despeñadero ese que tiene un 11 en su centro, desde que su fundador murio no han hecho mas que invocar a la figura de un difunto pero no se han dado cuenta que al poner en la dirigencia a yeyes del club unión, a rabis de alta sociedad, estan colocando "anti" en su dirigencia.

Edgardo V
Hace 1 ao

lo que le falta al cd es un muertito pues::::o consideran los muertos de changuinola su contribucion a esto?

ySigmund
Hace 1 ao

te dolió la pura verdad ah, desde que ese tipo se murió han tratado de invocar su nombre y espíritu como si aun siguiera en vida, entra a la realidad, el ya esta muerto desde principios de la década de los '80 mientras que fufo murió en 1988.

Edgardo V
Hace 1 ao

a ti te falta un tornillo verdad? el articulo es pura bosta, es algo que pichel le copio a algun escritor de los años 70, la necroadoracion es algo viejo, imbecil, y a los del cd lo que les duele es no tener so propia momia...pero pronto tranquilo. a mi no el fufo me movia el suelo ni torrijos me sacaba de msi casillas, ambos con espiritu de dictadores, al final el que trata de ser como ellos es martinelli, solo le falta estar muerto.

Gladiolo
Hace 1 ao

Sigue con insinuaciones y te enviaremos al spi a la DGI a la dij a la att a la anaud a la arpa y a la apc para que te auditen.

Edgardo V
Hace 1 ao

ME LOS ENVIAS PERO MUERTOS OK

Gladiolo
Hace 1 ao

Necrofilico...
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES