Está navegando en la edición del Martes 1 de Mayo del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

VIOLENCIA DOMÉSTICA

´No es normal que tu marido te pegue´

En 2011, 45 de las 3 mil 746 parejas que se divorciaron alegó ´violencia doméstica´. La mayoría se divorció ´de mutuo acuerdo´

Ángel López Guía
alopez@prensa.com

01/05/2012 - La primera cachetada se la dio en plena vía pública, tras una larga noche de fiesta. Como él no tenía historial de violencia familiar, a ella le sorprendió el golpe.

Decidió perdonarlo, pensando que la agresión había sido por las cervezas. Hasta se culpó ella misma, por haber llevado un vestido escotado. Meses más tarde, en un viaje a la playa, su esposo quiso pegarle de nuevo.

Aunque esa vez pudo esquivar el golpe, ella supo que ese día su matrimonio terminó. Se asustó y lloró enfurecida.

Armándose de valor, llamó a una amiga, empacó sus cosas y puso punto final a una relación de cinco años.

Como esta pareja, en Panamá no son pocos los matrimonios que se deshacen por culpa de la violencia doméstica.

Las estadísticas de la Contraloría General de la República indican que el año pasado se registraron 45 sentencias de divorcio cuya causa fue violencia física o psicológica.

La cifra representa un crecimiento de 125%, en comparación con los 20 casos que se reportaron en 2010. En 2009, 34 parejas alegaron violencia para divorciarse; 37 lo hizo por esta misma causa, en 2008.

En opinión de expertos, esta cifra no refleja la realidad de las parejas panameñas, pues en muchos casos que llegan a los juzgados, las mujeres prefieren alegar que la ruptura es por “mutuo acuerdo”.

“Esa es una cifra negra. Hay divorcios por falsas causales de mutuo acuerdo que son en realidad arreglos. Este proceso es más rápido y menos traumático para las partes”, dice la abogada Gilma De León, experta en temas de familia y miembro de la Red Nacional contra la Violencia.

Mientras que un divorcio de mutuo acuerdo puede tomar entre uno y seis meses en completar el proceso, el de violencia doméstica puede tardar entre dos y seis años en finiquitarse.

La desventaja del “maquillaje” de cifras es que las víctimas de la violencia doméstica pierden la posibilidad de cobrar una pensión alimenticia vitalicia.

De León recuerda que las cifras de la Contraloría no toman en cuenta a las parejas que viven unidas, sin casarse, y que culminan su relación de manera violenta.

LARGO TRAUMA

Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacan que las mujeres denuncian la violencia después de cinco o siete años de padecerla.

“Ellas hacen todo lo posible para no romper con la relación, pensando en los niños, en las condiciones de vida que tienen o en el compromiso matrimonial de ´hasta que la muerte los separe”, explica Luz Aleida Terán, vicepresidenta de la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo Integral de la Mujer.

La experta considera que la intensidad de la violencia va en ascenso, conforme pasa el tiempo. “Se inicia con una palabra grosera, le sigue un pellizco o un empujón, se pasa a los golpes, y sucesivamente van aumentando”, señala Terán.

Para Toribia de Venado, subdirectora del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), las chicas “deben entender que no es normal que su marido les pegue”.

“Hay mujeres que crecieron viendo a su papá pegarle a su mamá. Ellas tienen que entender que eso no es normal y que no deben soportar ninguna clase de violencia”, agrega la subdirectora del Inamu.

EL AMOR NO ES DOLOR

En los últimos años, la cantidad de casos de violencia familiar reportados a la Defensoría del Pueblo se ha incrementado.

Mientras que en 2009 se conocieron mil 388 expedientes por violencia doméstica, la cifra en 2010 ascendió a mil 523 casos.

En el 55% de los casos, el agresor está o estuvo relacionado sentimentalmente con la víctima.

Las cifras de 2011 aún no han terminado de ser contabilizadas.

María Antonieta Adames, directora de Protección de Derechos de la Mujer de esta entidad, cree que en los últimos años las continuas campañas informativas en contra de la violencia a las mujeres han surtido efecto.

Los números que esta oficina maneja indican que desde 2009, 140 féminas en Panamá han muerto a manos de su pareja o expareja.

En 2009 se registraron 54 femicidios; en 2010, 51, y en 2011, 31.

En estos primeros meses del año se han conocido cuatro casos, lo que arroja una relación de un homicidio cada 23 días.

¿Esta generación de hombres es más violenta o las mujeres se atreven más a denunciar las agresiones de las que son víctimas?

“Hoy en día, creo que los hombres son más violentos porque hay modelos de violencia dentro del hogar que se multiplican en diversas formas. Se replican de generación en generación, cada vez de forma más extrema”, considera Gilma De León.

SEPARACIONES LEGALES EN CIFRAS

3,746

Es la cantidad de parejas que se divorciaron en 2011.

31%

De las separaciones ocurrió en la ciudad de Panamá.

45

Es la cantidad de matrimonios que se separaron el año pasado por motivos de violencia física.

Nueva cifra récord en materia de separaciones

La cifra de 3 mil 746 parejas que se divorciaron el año pasado constituye un nuevo récord en la historia del país.

Los números son particularmente relevantes si tomamos en cuenta que hace solo tres años, en 2008, la cifra aún ni siquiera rompía la barrera de las 3 mil separaciones por año (2 mil 997).

La mayoría de las sentencias de divorcios que se ejecutaron en el país el año pasado se dieron en áreas urbanas.

El 31% de los divorcios (mil 188 casos) fue en la ciudad de Panamá.

En cambio, en las áreas rurales la cantidad de divorcios disminuyó el año pasado, por primera vez, en los últimos tres años. Mientras que en 2010 se dieron 505 divorcios, la cifra el año pasado disminuyó a 479 casos.

En cuanto a la duración de los matrimonios en el país, la mayoría de los divorcios ocurrió cuando la pareja tenía entre 10 y 14 años de casados (790 casos).

De las 3 mil 746 parejas que se separaron legalmente en 2011, 20% lo hizo antes de cumplir 5 años de casados, otro 20.7% entre los 5 y 9 años de relación, y 14% entre los 15 y 19 años de estar juntos. En total, 8.3% de las parejas divorciadas se separó luego de 20 años de matrimonio, mientras que el 15% de las parejas lo hizo tras 25 años de estar juntos. Las cifras no indican qué cónyuge solicitó la separación.


Indigo
Hace 2 aos

No solo eso, sino que hay muchas mujeres que se averguenzan de decir lo que les pasa, ya sea porque sienten que son culpables o porque simplemente les da pena estar en esa situación porque no es a su "nivel"... sin embargo se quedan en el círculo vicioso.

AquilesVaesa
Hace 2 aos

Ajá si, y dices que ustedes las mujeres son mas maduras que los hombres, que saben lo que quieren y por eso buscan tipos mayores que ustedes, ahora dime que se siente que desperdiciaras tu juventud junto a un salvaje y que luego de casarte te maltrate física, psicológica o económicamente?. PD: ya las mujeres no son victimas, pueden ser tan salvajes como un hombre.A todo esto, no estoy diciendo que este bien que les peguen.

camilos
Hace 2 aos

Ojo, no he dicho que esos niños criados en ambientes de maltrato no necesiten ayuda profesional, lo que quiero enfatizar es que los que primero necesitan la ayuda son los padres. Toca ayudar a los niños. Pero la mejor y más eficaz ayuda viene de sus propios padres con el buen ejemplo. Lo dejo de ese tamaño.

camilos
Hace 2 aos

El mundo está al revés. No solo lo vemos en gentes semi-analfabetas (hay gentes que creen que el maltrato físico/sicológico solo se dan entre gente pobre e ignorante) sino también en clases pudientes y educadas con varios títulos, pues los títulos no hacen al ser humano. El planeta gira al revés porque los valores se han trastocado y luego se culpa a la juventud. Tonterías. Los jóvenes son el espejo de sus padres y de la sociedad de papelillo en la que vivimos.

camilos
Hace 2 aos

Luego del maltrato vienen las conductas disfuncionales del hijo. Lo irónico es que la pareja se preocupa por el chico y lo llevan al sicólogo, cuando lo que sucede es que los malos ejemplos de papá (victimario) y mamá (víctima/codependiente) han dañado el Niño interior de ese jovencito. En verdad, la pareja precisa ayuda sicológica. El niño solo sufre en silencio lo vivido, y su conducta es solo un llamado de atención a sus padres. Corrigiéndose los padres, se cura al niño.

Indigo
Hace 2 aos

Totalmente cierto. No solo corrigiendose los padres, sino reconociendo abiertamente sus problemas y los orígenes de los mismos.

camilos
Hace 2 aos

Las conductas se aprenden y se repiten. El niño que ve a su papá golpear a su mamá ve "normal" esa conducta, y hasta cree que mamá "lo merece". Es tal la inversión de valores, que el niño es candidato a repetir lo que vio y vivió. Incluso, que la mujer maltratada piense que merece el castigo. Peor aún, se siente culpable por la conducta salvaje de su marido. Se culpa a sí misma, pues "ella lo provocó". Esa familia necesita ayuda sicológica.

Indigo
Hace 2 aos

La verdad no creo que la desventaja de que los divorcios por violencia no sean reportados sea que las mujeres no pueden cobrar una pensión vitalicia. El verdadero problema está en que el abusador no es castigado, la víctima no recibe ayuda y no hay estadísticas para crear políticas más consonas con la realidad del país.

EZE
Hace 2 aos

país de cobartes, sí es normal.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES