Está navegando en la edición del Viernes 21 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

se aplaza su ratificación como procuradora de la nación

Belfon genera más rechazo

El proceso de ratificación de Ana Belfon enciende el debate en la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional. Hoy se reanuda la sesión.

isidro Rodríguez
irodriguez@prensa.com

21/12/2012 - Sonriente y flanqueda por abogados y diputados oficialistas llegó ayer a la Asamblea Nacional, Ana Belfon, actual secretaria de asuntos jurídicos del Ministerio de la Presidencia, para enfrentar el proceso de ratificación como procuradora general de la Nación.

El abogado de Cambio Democrático (CD) Daniel Henderson Mora y el diputado y presidente de la Comisión de Credenciales, Mario Miller, acompañaron a Belfon, que se ubicó en la primera fila del salón Azul de la Asamblea.

Detrás suyo había juristas y políticos a favor y en contra de su designación como nueva jefa del Ministerio Público, anunciada el pasado martes por el Consejo de Gabinete. Ella reemplazaría a José Ayú Prado, que fue nombrado magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

“Yo siento que no tengo que defenderme absolutamente de nada. No he cometido ningún delito”, declaró Belfon al ser interrogada por periodistas sobre los cuestionamientos a su pasado como fiscal primera durante la dictadura militar.

Belfon evitó seguir respondiendo más preguntas, porque, según explicó, una vez sea ratificada como procuradora, hablará.

Piden renuncia de Ayú Prado

Seis minutos después de la llegada de Belfon, el presidente de la Comisión de Credenciales empezó la sesión que, a los 15 minutos, fue interrumpida porque los diputados opositores advirtieron de que no se podía ratificar a la nueva Procuradora porque Ayú Prado no había presentado su dimisión.

“No puede haber dos procuradores”, advirtió el diputado del Molirena Jorge Alberto Rosas.

Explicó que ratificar a Belfon sin la renuncia de Ayú Prado podría viciar el proceso en la Asamblea Nacional.

Por su parte, el diputado de CD Hernán Delgado refutó estos argumentos y detalló que, desde el momento en que el Gabinete nombró a Belfon y a Ayú Prado, la renuncia de este último se daba de manera taxativa.

más Protestas

Miembros del partido en formación Frente Amplio por la Democracia (FAD) y del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) protestaron en la parte externa del Palacio Justo Arosemena contra la designación de los nuevos funcionarios.

El cuerpo de seguridad de la Asamblea colocó un candado al portón principal, como medida preventiva por la manifestación, que transcurrió de manera pacífica.

A las 12:24 p.m., los diputados decretaron el primer receso para almorzar. Durante este período se observó a Belfon orando, junto con el abogado Henderson Mora, que la acompañó en todo momento en la Asamblea.

Manifestantes se retiran

A la 1:23 p.m., los integrantes del Suntracs se retiraron de las inmediaciones de la Asamblea y anunciaron que hoy volverán con sus acciones.

Casi una hora después, a las 2:00 p.m., la Comisión de Credenciales reanudó la sesión y su presidente advirtió de que, pese a las tácticas dilatorias de la oposición, la ratificación de Belfon iría al pleno.

Los diputados oficialistas intentaron acelerar el debate y aprobaron el orden del día, que tenía como primer punto la ratificación de Belfon.

Sin embargo, la discusión sobre los formalismos para el proceso de ratificación extendió el debate por dos horas.

Gritos y empujones

A las 4:45 p.m. el diputado panameñista José Isabel Blandón pidió que se cerrara la sesión porque ya habían transcurrido más de cuatro horas de debate, que empezó a las 11:45 a.m.

Blandón invocó el Reglamento Interno de la Asamblea, que establece cuatro horas para un tema, si no se solicita y aprueba antes una sesión permanente.

En tanto, argumentó que no habían transcurrido las cuatro horas de sesión, ya que había que descontar la hora y media de almuerzo.

El presidente de la comisión prosiguió el debate, lo que molestó a Blandón, que, junto con sus colegas opositores Jorge Alberto Rosas, Adolfo Valderrama y Luis Quirós lo rodearon y gritaron que la sesión estaba cerrada.

Blandón le arrebató el micrófono a Miller, provocando la intervención de Herderson Mora, quien fue empujado por los diputados opositores que le pidieron no intervenir en los asuntos internos de la institución.

Finalmente, los ánimos se calmaron y los diputados oficialistas aprobaron declarar la sesión permanente, pero con un receso hasta hoy.

Minutos después, Belfon se retiró de la Asamblea sin la sonrisa con que ingresó, y volverá hoy a escuchar los cuestionamientos que se harán a su favor y en su contra.

Para esta jornada se anotaron las personas que intervendrán, como la perredista Balbina Herrera, que mantiene cuatro procesos en el Ministerio Público en su contra (dos impulsados por el presidente, Ricardo Martinelli). Ella será la primera en intervenir.

A favor y en contra

Irene Mora Valdés ,que también trabajó en el Ministerio Público, defendió la designación de Belfon tras argumentar que es una persona “ejemplar, profesional, muy inteligente y equilibrada”.

Sostuvo que la sociedad no tiene porqué ensañarse con alguien que es garantía profesional en el MP.

Otro abogado que también la defendió fue el jurista Jaime Montero. Precisó que Belfon no ha sido condenada por delito mayor de cinco años, que señala la ley que podría ser la causa para no ser considerada Procuradora de la Nación.

Indicó que los señalamientos que se hacen contra la abogada no tienen validez en un proceso de ratificación para ese cargo.

Por su lado, la abogada perredista Zulay Rodríguez expresó que rechaza la designación de Belfon como procuradora, y de Ayú Prado como magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

De acuerdo con Rodríguez, los dos abogados irán a cargos desde donde responderán a directrices del Ejecutivo.

Advirtió de que Belfon, desde su función en el Palacio de las Garzas, ha defendido la reelección presidencial, la Sala V y la segunda vuelta electoral, proyectos nefastos para la administración de justicia y la democracia panameña.

La también perredista Balbina Herrera rechazó categóricamente la designación de Belfon como procuradora.

“No entiendo cómo alguien ligada a la Presidencia hoy, puede ser propuesta como Procuradora de la Nación”, señaló.

Agregó que Belfon está descalficada para el cargo, pues interpuso una denuncia en representación del presidente Martinelli en su contra, que reposa en elMP.

“Cómo se puede decir que es independiente y que no tiene mando y jurisdicción cuando representa a Ricardo Martinelli en una querella contra mí”, manifestó la dirigente del PRD.

Señaló que con Belfon al frente del MP no habrá independencia y se intensificará la persecución contra los opositores al gobernante.

Fue abogada de Martinelli en el año 2000

“El presidente [Ricardo Martinelli] no conocía a Ana Belfon”, declaró ayer Salomón Shamah, administrador de la Autoridad de Turismo (ATP), que salió en defensa del nombramiento del Ejecutivo.

Shamah, en entrevista con TVN, señaló que Belfon fue recomendada por la gobernadora de Panamá, Mayín Correa, quien la tenía a ella como persona de confianza. “Esa recomendación vino de alguien civilista”, remarcó. Añadió que Belfon no formó parte de la campaña política de Martinelli.

No obstante, desde 2008, Ana Belfon trabajó en el Comité de Seguridad que desarrolló el “Plan calles seguras”, que formó parte del programa de gobierno que presentó Martinelli durante la campaña política.

El plan comenzó bajo el mandato de Jaime Abad, que luego renunció. El programa no se llegó a ejecutar.

Además, en el año 2000, según reportes periodísticos de este diario, Belfon fue abogada de Martinelli en un proceso por calumnia e injuria contra el exlegislador Guillermo Cochez, quien lo denunció porque los dirigentes de Cambio Democrático, partido que presidía Martinelli, supuestamente exigían a copartidarios que laboraban en el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales una cuota obligatoria por pertenecer al partido.

Injerencias indebidas

Panamá, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Guatemala fueron testigos este año de injerencias indebidas de los poderes ejecutivo y legislativo sobre jueces y magistrados, según un informe de la Alianza Ciudadana pro Justicia.

En el caso de Panamá, el informe resalta la designación del procurador, José Ayú Prado, como magistrado de la Corte, y de la secretaria de Asuntos Legales del Ministerio de la Presidencia, Ana Belfon, como procuradora de la Nación.

A criterio de la Alianza, ambos nombramientos se efectuaron en medio de un proceso “opaco y sin participación pública alguna”, lo que vulneró el Pacto de Estado por la Justicia.

En el caso de El Salvador, el informe señala que la Asamblea “trató de cambiar a un magistrado de la Sala de lo Constitucional a otra Sala por no estar de acuerdo con sus decisiones, además de negarse a acatar dos fallos sobre la inconstitucionalidad de los nombramientos de magistrados hechos en 2006 y 2012”.

“En Costa Rica, la Asamblea Legislativa decidió en noviembre no renovar el mandato de un magistrado de la Sala Constitucional de la Corte en una votación que la bancada de uno de los partidos políticos calificó como una ´llamada de atención´ a la Corte Suprema por las decisiones que venía tomando, incómodas para muchos sectores”, dice.

“En Honduras, el Congreso destituyó, en una sesión de madrugada, hace una semana, a cuatro jueces de la Sala Constitucional de la Corte Suprema, pocos días después de que la sala emitiera una decisión con la que varios diputados no estaban de acuerdo”, agrega.

Finalmente, se refiere al caso de Nicaragua, donde “hay varios magistrados provisionales en la Corte debido a que su mandato ha expirado sin que se haya nombrado a nuevos jueces”; y al de Guatemala, cuya “Corte Constitucional, a punto de pronunciarse sobre la constitucionalidad de la ley de amnistía, viene estando sujeta a fuertes presiones”.

Rafael Luna Noguera


Victoriano
Hace 1 ao

los muy brutos cerdos de la asamblea quieren tener a dos procuradores al mismo tiempo !

Price
Hace 1 ao

paz! paz! paz! paz! Feliz Navidad!

Poncios
Hace 1 ao

Un actitud y conducta de chiquillos inmaduros el de los di-puta-dos del lado enemigo cuando es solo cuestión de tiempo para que se ratifique a ambos, es facultad constitucional del mandatario designar procuradores y magistrados y de asamblea ratificarlos no hacerlo así seria incumplir funciones y eso aparece tanto en la constitución de los '70, la de 1997 como en la actual.

galactico
Hace 1 ao

la asamblea tiene todo el derecho de aceptar o rechazar las propuestas del ejecutivo,lo dice la constituciòn panameña, y se supone que los poderes del estado estan "divididos" que el presi no puede injerir en la asamblea y eso lo dice la constituciòn por eso, los legisladrones son elegidos por voto popular. Si la asamblea lo ratifica solo porque el presi asi lo quiere serìa incumplir las funciones para que fueron escogidos los legisladores, eso lo aprendi en cuarto año.

Bairesdemivida
Hace 1 ao

Este Daniel Henderson Mora siempre se ha querido hacer bajo el papel de loco, y es tremendo payaso. Cuando entra a una oficina publica, la mayoria lo rechaza con sus miradas, porque es el "clásico panameño bocón", que grita y despotrica a cualquiera con su boca. Que le pregunten A "Queta", su primera mujer, porqué tuvo que dejarlo y demandarlo por violencia domestica y por pensión alimenticia, pues es "pipisuite" y lambón de primera clase. Seguro tiene su puesto en el MP.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES