Está navegando en la edición del Viernes 16 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

SOCIEDAD CIVIL SE ORGANIZA

Defensores de la identidad

El Movimiento ciudadano por el fortalecimiento de la identidad panameña proclamó su oposición ante los daños al patrimonio histórico y cultural.

MICHELLE MONTENEGRO
mmontenegro@prensa.com

16/11/2012 - Los fundadores del Movimiento ciudadano por el fortalecimiento de la identidad panameña, liderados por la exdirectora del Instituto Nacional de Cultura (Inac) Ana Elena Porras, se reunieron ayer para dar lectura pública a sus puntos de vista sobre temas que afectan directamente el patrimonio histórico y cultural.

Porras, junto con otros miembros como Magela Cabrera, Ileana Gólcher, Tomás Herrera, José Stoute, Ricardo Ríos Torres y Alfredo Belda, dio lectura cada uno de los puntos del manifiesto, que incluyó la denuncia de las políticas y prácticas educativas que desatienden los valores humanísticos y cívicos, la ausencia de una política cultural democrática, y el derroche y uso del dinero público, sin la anuencia de los ciudadanos.

Porras definió este acto como un “grito de auxilio ciudadano por la defensa y fortalecimiento de la memoria histórica y la identidad nacional de Panamá”.

De acuerdo con Porras, el movimiento es una “resistencia” para contrarrestar “la política por el olvido de nuestra historia y por la destrucción de la identidad panameña”, a través de la eliminación de los autores en los currículos aprobados por el Ministerio de Educación, y la destrucción del patrimonio histórico.

“Este avasallamiento no es increíble si se le ve en conjunto, sino que forma parte de una estrategia de codicia del poder personalizado y autocrático. Sin memoria histórica e identidad nacional piensan que podrán someternos eficazmente y vender y también comprar nuestros espacios públicos y todo el territorio nacional”, señaló la exdirectora del Inac.

Se propuso derogar la ley 407 que elimina la asignatura de Historia de las relaciones de panamá y Estados Unidos, la creación del Ministerio de Cultura y suspender el Decreto No. 85 del 3 de abril de 1985 así como la Ley 29 sobre la actualización de libros de consulta escolar, entre otras medidas.


akemi 5
Hace 1 ao

El verdadero grito de auxilio ciudadano, era de avance y modernización; nuestro país que tantas riquezas genera desde hace muchos años y estaba con estructuras tan abandonadas; ahora se esta dando respuesta a todas las sugerencias y peticiones; y muchos se quejan igual reciben el beneficio.

akemi 5
Hace 1 ao

y mas las inyecciones del dueño de diarios como este; que no le da la gana de publicar con detalles los beneficios y avances, por intereses propios de él, por envidia, por oposición, y por ardor de que Martinelli lo puso a pagar impuestos, esa es toda la rabia de Eisenmann.

monica gorospe
Hace 1 ao

"identidad panameña" debería ser lo que me enseñaron, honestidad y trabajar para prosperar y no los chanchullos y politiquerías,amén de la corrupción que tenemos en la actualidad, somos muchos los que sentimos orgullo de nuestro país y nos identificamos con sus costumbres y tradiciones...

Empédocles Agrigento
Hace 1 ao

desafortunadamente para los panameños la única identidad que se percibe mayoritariamente tanto en el país como en el extranjero, es la voracidad con que la corrupción ataca las arcas del estado y le corta al pueblo sus vías democráticas para reclamar y detener estos asaltos. El ministerio de educación en contubernio con el gobierno, atacan constantemente nuestra identidad.

jhabacuq
Hace 1 ao

deberían preocuparse por la identidad panameña de los capitalinos ya que en las provincias si tenemos bien cimentadas nuestra identidad nacional.

horemheb
Hace 1 ao

entiendo los motivos del movimiento. pero que alguien me defina, certera y exactamente, qué es la "identidad panameña"?

George Gustav
Hace 1 ao

Pa este desgobierno del capo loco, no existe identidad nacional solo voracidad irracional.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES