Está navegando en la edición del Sabado 17 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Locales

Regulación de precios: Una medida que genera inconvenientes

Priscilla Pérez
De Prensa.com
pperez@prensa.com
LA PRENSA/Archivo
Según Jované, en Panamá el problema del precio de los alimentos está en los intermediarios.


17/11/2012 - La regulación de precios de los alimentos ha generado en los últimos días, voces a favor y en contra.

Por un lado, los funcionarios de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco)  entidad ligada al precio de los productos alimenticios, aseguran que la implementación de este sistema sería irresponsable, sobre todo porque limita la competencia, ya que se congelarían los precios, lo que  su vez generaría que los productores se salgan del mercado.

Óscar García, director nacional de Libre Competencia de la Acodeco, indica que cuando el país se enfrenta a las dificultades, como el incremento de bienes y servicios y de los alimentos, es obvio que se tienen que revisar opciones, pero la regulación de precios no le parece la mejor solución.

“Hay que manejarlo de forma responsable para ver efectos inmediatos o a largo plazo,  la regulación suena atractiva si hacemos una encuesta,  la población está inclinada (a esta medida) que parece ser que resuelve los problemas, pero no  solo los disimula luego genera situación mas perjudicial”, agrega García.

Y es que según el funcionario de Acodeco hay que tener cuidado con lo que la regulación de precios puede generar, como menor disponibilidad de productos por la falta de incentivos para los productores que están en un mercado y deciden aumentar su producción porque se les fija arbitrariamente los márgenes de ganancia.

CONTROL EN MERCADO

El economista Juan Jované tiene una postura clara de apoyo a la medida. Y es que según el también catedrático de la Faculta de Economía y de la Universidad de Panamá, la regulación de precios lo que trata de evitar es la especulación, ya que la inflación viene de la especulación que proviene a su vez de los oligopolios o pequeño grupo de importadores que controla el mercado alimenticio.

Para Jované, se hace necesario que el Gobierno cree leyes antimonopólicas más fuertes y un mecanismo mejor que el de Acodeco que a su juicio “ha sido inoperante”, pero a su vez habló de combinar esta medida con otros mecanismos.

En ese sentido dijo que  se deben regular los mercados, ayudar a organizar a los productores de tal manera que estos le vendan a los consumidores a precios más baratos.

“En Panamá el problema está en los intermediarios, la lucha debe ser ahí, el productor debe recibir un precio remunerativo   y el consumidor urbano un precio justo, pero esto no se logra en Panamá por los intermediarios”, agrega Jované.

La regulación de precios es una política que funciona pero tiene que ir acompañada de otros mecanismos, asegura.

PRECIOS

El director de Libre Competencia hizo un llamado a la población para que mientras se busca una solución permanente al alto costo de los alimentos compren en los lugares donde los productos de la canasta básica están más baratos.

Según García, el 60% de la población compra en abarroterías o minusuper, donde obviamente los precios son más altos porque no son cadenas de supermercados y compran en menor cantidad.

Los 15 productos de la canasta básica familiar en un supermercado están a razón de 150 dólares; en una tienda 175 dólares y en las jumbo ferias que realiza el Gobierno en 135 dólares.

La realidad es que las personas de bajos ingresos son las que más compran en abarroterías, cuando debería ser lo contrario. Esto quizás se debe a que las abarroterías están cerca de las residencias, pero esa cercanía al final sale cara, explica el funcionario.

Sobre el tema de precios en las abarroterías, donde están más caros, García dijo que la fiscalización de la Acodeco no implica regulación.

Ni la tienda ni un supermercado ni un quiosco tienen regulación de precios. La decisión del precio que se le coloca al producto es del dueño del establecimiento y por más que se suba no es ilegal.

En el video que acompaña esta nota  vea el reportaje completo sobre este tema con entrevistas con el funcionario de Acodeco y el economista Juan Jované, así como la opinión de los ciudadanos.


Pablito
Hace 1 ao

estoy de acuerdo que la gente debe aprender de cooperar. Cooperativas de productores venden a coperativas de consumidores. Lamentablemente lo que prevale en panamá es el egoismo, no la cooperación que se funda en valores diferentes. Yo, yo, yo y el juega vivo cotidiano contra civismo y sentido de responsabilidad por el bien común. Los politicos dan el ejemplo, este gobierno no está diferente.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

¿Por qué crees que sucede esto? porque los políticos salen del pueblo y el pueblo es igual o peor, en todos los grupos. Los maestros cobran y generan un montón de analfabetas técnicos, los doctores cobran y no cumplen su horario, los empleados de construcción le roban los materiales a sus patrones, los campesinos tratan de venderte las frutas y las verduras dañadas etc. Si toda esa gente llegara al poder, automáticamente robarían, son ladrones.

Pablito
Hace 1 ao

Entonces porqué no es así en otros paises (fuera de América Latina) e cual es la receta de cambiarlo aquí? A ver.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Creo que es la educación lo que puede cambiarnos pero es difícil porque el gremio de maestros y profesores nos mantienen en el atraso. Si los docentes se unieran con el Ministerio en cada cambio para ayudar y corregir en vez de decir que no a todo, las cosas cambiarían pero habría que crear otra generación de maestros, poco a poco.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Un pueblo culto y con ética exige mejores gobernantes; El problema del movimiento actual es que los que están luchando no lo hacen por ideales, lo hacen porque quieren el poder para robar y hacer lo mismo de lo que acusan al gobierno. Mira el caso de Colón, bien eliminemos la venta de las tierras, pero el gobierno estaba construyendo viviendas, hospital, aeropuerto y más,

Pablito
Hace 1 ao

cual es "el movimiento actual" que no lucha por ideales sino para robar? Eso no es verdad. Habrá quien lo hace, no los conozco. Las personas que conozco rechazan las mentiras, la corrupción, el despilfarro, el clientelismo y la falta de conciencia moral de la mayoría de los politicos, no apartenecen a ningún partido y no quieren robar nada. Al contrario queremos que acabe todo esto. La decepción más grande era la mentira de Martinelli de acabar con esto. Hizo el contrario.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Claro que hay gente honrada, no perfecta, pero honrada en general, pero hay que tener cuidado, nadie habla con la boca llena, otra cosa es en el poder. Se dice que tu conoces tus amigos y quien te quiere, cuando estás enfermo y en la desgracia.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Tu conoces la calidad de la gente cuando tienen el poder. Es igual que el boxeo, desde la silla de espectador el fanático ve todo lo que puede hacer el boxeador, pero desde la posición del boxeador, que está recibiendo los golpes, es diferente. Hay una cantidad de independientes que quieren gobernar, se lanzan como presidentes y rechazan los partidos políticos.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Bien ¿Qué van a hacer sin el apoyo de diputados que aprueban las leyes? Entonces tienen que convencer más personas para que se lancen a diputados para poder gobernar ¿y cual es el resultado? Pues un nuevo partido político. Lo ideal sería un gobierno parlamentario estilo Suecia, Finlandia, Dinamarca, pero mientras no cambiemos la idiosincrasia del pueblo y su educación, eso es imposible.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Observa que el grupo ha ignorado todo lo hecho y lo que se planeaba hacer y hablan de mucho dinero donde ellos pondrían las manos y dirán que hacer y pregúntate ¿de qué van a vivir estos dirigentes? Es más ¿de que viven? No creas lo que te digo ni lo que te dicen, analiza y pon las cosas en espera a ver como evolucionan, pero hay cosas que parecen buenas y no lo son.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES